Your browser does not support SVG

Si hay una estación del año que es la reina indiscutible de las bodas, esa es el verano. Y es que las bodas en estos meses nos gustan ¡y mucho! Y si hay tantas parejas que eligen el verano para darse el “sí, quiero” será porque esta época del año da un aire especial a la celebración.

¿Por qué son casarse en verano?

Una de las razones principales es que, por norma general, en verano no suele hacer mal tiempo. Y decimos no suele, porque en los últimos años el tiempo está un poco loco y también en verano nos puede caer una buena tormenta o levantarse algo más de frío. Pero es más probable que nos salga un buen día a uno malo con lluvia y frío. Si has elegido hacer un cóctel al aire libre, aún así, asegúrate de que la finca cuenta con un plan alternativo. En la Finca Mi Cobijo contamos con diferentes espacios para que, en caso de llover, no tengamos que renunciar al cóctel de bienvenida.

No solo el cóctel se podrá celebrar al aire libre, si vas a casarte por lo civil, podrás hacer la ceremonia al aire libre sin tener que preocuparte por nada. Eso sí, evita las horas más calurosas y elige una hora más fresca para que los invitados (y vosotros mismos) no sufráis una insolación.

También, en verano, los días son más largos y, por eso, gustan mucho en esta época las bodas de tarde noche, porque tendremos luz hasta bien entrada la tarde que nos dejarán bonitas estampas al atardecer durante el cóctel de bienvenida.

Vestimenta

En cuanto a la vestimenta, tantos los novios como los invitados, podrán decantarse por ropa más fresca y veraniega. Si eres la novia, elige un vestido con un tejido vaporoso que no te haga pasar más calor del necesario. Para los colores de los invitados, tendremos un abanico mucho más amplio ya que durante estos meses se llevan todo tipo de colores, desde los más clásicos hasta los tonos más llamativos y resultones. ¡Todo vale!

Detalles

No olvides detalles para tus invitados para que puedan refrescarse por si las temperaturas son demasiado altas. Por ejemplo, puedes regalar abanicos o paipáis personalizados con vuestros nombres y la fecha del enlace.

Comida

También puedes añadir algún guiño al verano en la comida, ya sea en el cóctel de bienvenida o en el banquete en sí. Las cremas frías como el salmorejo, gazpacho o vichyssoise, triunfan en las bodas de verano. Otra idea es la de preparar brochetas con frutas de temporada como el melón y la sandía con otros alimentos como jamón (en el caso del melón) para la “recena”.

Sin duda alguna, si estás pensando en casarte el próximo año… ¡el verano es la época perfecta!

2 comments on “Bodas de verano”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *